Category Page: Tips

Cómo comportarse en un funeral

Realmente nadie está preparado para enfrentarse al tema de la muerte, pero la vida inexorablemente nos hace enfrentarnos a esta realidad. Sin embargo, un funeral puede proporcionar a la familia y allegados de la persona fallecida la oportunidad de expresar su amor, dolor y aprecio, y afrontar de una manera digna la crisis que se produce con esa pérdida .Puede ser un momento incómodo el tener que acudir a un funeral, o dar un pésame, pero debemos saber qué  decir y  hacer. Saber comportarse en esta situación es una señal de respeto hacia las personas que están pasando por un momento difícil, al igual que una señal de afecto hacia el fallecido.

Al velatorio, lo más correcto sería que acudiesen sólo las personas allegadas a la persona y sus familiares, pues es un momento muy íntimo. No es lo idóneo acudir para “dejarse ver”. Sin embargo, al funeral ya pueden acudir todos aquellos que lo sientan de corazón, o deseen apoyar a la familia, aunque el finado no haya sido muy cercano.

Cuando te enteras de que alguien acaba de morir, es más delicado mandar un mensaje de texto que llamar al móvil a la persona que ha perdido al ser querido, y me explico. Cuando telefoneas a alguien, no sabes en qué momento está, si es justo cuando se ha roto de dolor o si quiere estar solo. Un mensaje de texto puede ser más impersonal, pero se puede leer en el momento que la persona lo estime oportuno. Enviar un correo electrónico expresando nuestros pensamientos también puede ser apropiado.

Si no se puede ir al funeral,  mandar una corona o ramo de flores es la mejor opción.  El envío de una ofrenda floral es una manera muy apropiada de expresar condolencia, ya que las flores expresan belleza y sensación de vida. Lo más personal es acompañar las flores con una nota escrita a mano. Si el fallecido o su familia es judía ortodoxa, las flores noson nada oportunas.

 

Como dar el pésame

Particularmente, este puede ser uno de los momentos más difíciles a  la hora de acudir a un velorio o entierro. En algunos momentos es complicado verbalizar ese sentimiento de tristeza, dolor, compasión, y apoyo al deudo.

El pésame se puede dar de manera física, por llamada o nota. Lo mejor es ser breve y sencillo. Si hay suficiente cercanía, no hay nada que transmita más que un abrazo sincero y sentido. Las frases pueden cambiar, pero siempre hay que mostrar nuestra cercanía a los allegados por el dolor que están sintiendo. Es más fácil de decir que de hacer, pero lo mejor es expresar lo que nos salga del corazón, sobre todo si la persona fallecida era allegada. Más que una manida frase tipo “Lo siento mucho”, da más consuelo que se recuerde algo de la persona que acaba de morir, como aspectos positivos de su carácter, algo que haya hecho por nosotros….  Seguramente sean esos detalles ínfimos los que consiguen reconfortar un poco a las personas que están pasando por ese difícil trance.

También hay veces que somos cercanos a la persona que ha perdido a un ser querido, no del fallecido en sí. En ese caso, hay que hacerle sentir nuestra empatía y ofrecernos a ayudarle en lo que pueda necesitar. Elogiar a quien no conocemos es falso e innecesario.

 

Comportamiento

Un funeral requiere de un absoluto respeto, pues nunca sabes cuándo te pueden estar mirando, o si puedes ofender a alguien con alguna actitud perdonable en cualquier otra ocasión.

  • Hay que llegar puntual al entierro. Es nuestra mejor manera de mostrar respeto al fallecido y a sus seres cercanos.
  • Es mejor no reírse de manera estridente. De hecho no es momento para reír, sino de mantener la seriedad.
  •  Si los familiares de la persona finada pidieron expresamente nuestra asistencia al entierro, se debe hacer lo posible por no fallarles y acudir.
  •  Si se acude a un funeral y la familia no nos conoce, hay que presentarse con nombre y apellidos, y dejar clara cuál era nuestra relación con el fallecido.
  • Poner el móvil en silencio. Si hubiese que hacer o recibir una llamada, es mejor salir fuera para poder hablar.
  • Un velatorio no es un sitio para ir con niños. Los pequeños pueden sentirse abrumados por este ambiente de palpable tristeza, y ser capaces de volverse aún más revoltosos para contrastar esa situación que no controlan. Si no quedase más remedio que acudir con ellos, es mejor llevarles un juego o algo para que estén entretenidos y en silencio, como un libro o unas pinturas para colorear. No es el momento de que estén jugando con el móvil o la consola portátil con la música de fondo, haciendo carreras con coches o jugando a la pelota.
  •  Lo mejor si se acude a un velatorio, es estar un tiempo prudente, al menos que se sea realmente íntimo del fallecido. Estar horas y horas no va a hacer que la gente piense que sientes más o menos la ausencia.
  • Si se va a un velatorio, hay que estar en la sala con la familia, no fuera fumando y charlando con el resto de la gente que acude. No es el momento de hacer una reunión social.

 

  • Evitemos los clichés a la hora de dar el pésame. Frases manidas tipo “siempre se van los mejores” pueden hacer que se irriten los seres queridos del fallecido, aunque no haya sido nuestra intención.
  • Es de gran cortesía llamar a la familia pasado un tiempo prudencial para preguntar si necesitan algo o cómo se sienten.

 

En resumen, seamos cuidadosos, amables y respetuosos.

Cómo actuar y qué decir durante un funeral

Es una realidad que no hemos sido criados para enfrentar los temas relacionados a la muerte.  En nuestra cultura por lo general se trata de evitar hablar de ello, a pesar de ser tan natural como la vida misma.  Es así como el saber qué decir, cómo actuar y hasta cómo vestirse para un funeral puede ser algo nuevo e incómodo para muchos de nosotros.  Aquí te guiaremos para hacerlo de la manera adecuada.

1. COMO ACTUAR, QUE DECIR EN UN FUNERAL

Se recomienda:

  •  En primer lugar, llegar puntual al funeral. La puntualidad es una muestra de respeto frente a lo sucedido.
  •  En la ceremonia es imperioso mantener la seriedad. No se aconseja conversar fervientemente con otros amigos y/o conocidos que estén presentes en el funeral.
  • El pésame para la familia debe ser breve y sencillo pero con muestras de afecto.  De esta manera, manifestaremos nuestro pesar por la pérdida sin hundir más en el dolor a la persona que está atravesando este proceso de duelo. NO se recomiendanfrases cliché como “con lo bueno que era”, “siempre se mueren las personas buenas”, “se lo veía tan lleno de vida”.
  • “Mi más sentido pésame”, “Siento mucho lo sucedido”, “Mis más sinceras condolencias” son algunas frases de pésame que acompañadas de un cálido abrazo pueden ser adecuadas para dar las condolencias a los familiares del difunto.  Sin embargo, si usted teme que la emoción lo embargue y que no sea capaz de hablar, no se preocupe, a veces el abrazo sincero y sentido tiene tanto valor como las frases de pésame.
  • Si los familiares de la persona fallecida pidieron expresamente su asistencia al funeral, nunca deberá estar ausente en el mismo. Con excepción de que se trata de una causa de fuerza mayor.
  • En caso que usted y la familia del fallecido no se conozcan, asegúrese de presentarse con nombre y apellido y haga mención sobre su relación con el fallecido.
  • Es recomendable que durante el funeral NO exacerbe los sentimientos con gritos y llantos que pueden resultar desmesurados y que profundicen el dramatismo de la ceremonia.

 

  • Si el sepelio o velorio se lleva a cabo con el ataúd presente, está permitido que usted se acerque a él, a manera de despedida del difunto.

 

  • El envío de una corona de flores es un detalle importante para expresar su consideración con el fallecido y la familia doliente. Esta corona deberá estar acompañada por una cinta o tarjeta que contenga una frase breve pero sentida.  Se suele acostumbrar enviar las flores al lugar donde se lleva a cabo el funeral o a la iglesia.  Recuerde que si el fallecido o su familia es judía ortodoxa, las flores NO son apropiadas.
  • Los familiares y amigos más allegados a la persona fallecida estarán presentes en el velatorio mientras que las personas conocidas enviarán una carta de condolencias o podrán realizarán una llamada telefónica.
  • Es imperioso recordar apagar el celular. Es de mal gusto que en un momento de profundo dolor y silencio, el celular suene y usted atienda en la mitad de la ceremonia o usted esté enviando mensajes de texto.
  • Unas semanas después del funeral usted puede llamar por teléfono para saber como está la familia y si necesitan algo.
  • Recuerde llamar a la familia del difunto en ocasiones como el aniversario del fallecimiento o su cumpleaños.  Este gesto será muy apreciado por la familia doliente.

2.  COMO VESTIRSE PARA UN FUNERAL

La vestimenta juega un papel importante al asistir a un funeral ya que muestra nuestro respeto con el fallecido y su familia.  En la actualidad, la etiqueta funeraria es menos rígida que hace unas pocas décadas atrás, sin embargo, hay muchas familias con distintas creencias religiosas que acostumbran vestir de otra manera para estas ocasiones.  Conviene averiguar sobre las creencias religiosas de la familia del difunto antes de asistir a la ceremonia a fin de evitar una situación incómoda.  Usted se puede informar sobre las diferentes costumbres según la religión en esta sección:  Rituales Funerarios según cada Religión.  Si el fallecido era una persona joven o anciana también será importante considerarlo a la hora de vestirse.

Vestimenta apropiada para los hombres:

Generalmente se recomienda vestir ropa de color oscuro.  Dependiendo del país, se suele usar un traje o terno de color oscuro (no necesariamente tiene que ser negro). Una camisa de color discreto y zapatos de vestir de color oscuro sería lo adecuado; sin embargo, los países más tropicales de latinoamérica suelen ser menos formales y la vestimenta un poco más casual está permitida, pero respetando los colores y sin excesos. Usted puede usar unos jeans de color negro, camisa y saco oscuro. El uso de la corbata es aconsejable, pero no obligatorio en la actualidad.  NO es apropiado el uso de sandalias, pantalones cortos, gorras, camisas sin mangas o ropa deportiva.

Vestimenta apropiada para las mujeres:

vestimenta_mujeresDe igual manera que en el caso de los varones, las mujeres deberán llevar ropa de color oscuro (preferiblemente de color negro, pero no es indispensable).  Lo apropiado para esta ocasión es llevar ropa con estilo de oficina, es decir, un vestido discreto, conjunto de falda y saco, pantalón de vestir, zapatos cerrados con o sin tacón.  Unos jeans de color negro también está permitido, siempre teniendo en cuenta el grado de formalidad de la familia doliente y del fallecido así como su edad.  Los colores recomendados aparte del negro son el azul oscuro, marrón, verde oscuro, gris.  NO elija colores como el blanco o el rojo.  NO se aconseja tampoco llevar mini faldas, ropa muy ceñida al cuerpo, ropa deportiva, ropa llamativa por sus colores o escote, zapatillas de deporte, sandalias, ni bijouterie demasiado grande.

Vestimenta apropiada para los niños:

En el caso de un niño asistiendo a un funeral, la etiqueta es más flexibles, sobre todo para niños pequeños.  Se recomienda vestirlo de manera sencilla.  Está permitido el uso de una camisa, pantalón jean, zapatos de vestir o zapatillas discretas.  Se suele recomendar NO llevar juguetes para el niño ya que puede llegar a ser molesto para la familia doliente y los asistentes tener a un niño corriendo o haciendo ruidos molestos en este tipo de ocasiones.  Por tal motivo, considere los pro y los contra de llevar a un niño a un funeral (en especial si es muy pequeño).  Le recomendamos el siguiente artículo que trata sobre este tema:  ¿Deben asistir los niños a los funerales?.

Estas son sólo algunas recomendaciones en líneas generales que usted puede tomar en cuenta.  Claro que toda situación es única dependiendo del grado de cercanía que usted tenía con el fallecido o su familia.  Lo más importante es mostrar apoyo y consuelo a los dolientes a través de su compañía, respeto al difunto así como mostrarnos generosos a ayudar en lo que haga falta.